domingo, 17 de mayo de 2015

"¡Que llega el lobo!"




 Hace una semana una compañera del colegio nos presentó este cuento tan chulo: "Que llega el lobo" de Émile Jadoul (Editorial Edelvives).





Es un cuento divertidísimo y aproveché la idea para mi clase. Si algo he aprendido con la práctica, es que a veces presentamos contenidos o formas que no enganchan a los niños, pero en muchas (muchas, muchas) ocasiones hay que repetir la actividad, dar tiempo para que se familiaricen con los materiales, o modificar pequeños detalles que marcan la diferencia. Así que tuvimos lobo a diario durante toda la semana siguiente, en varios formatos y momentos hasta que he encontrado el que más motivó a mis alumnos. Os cuento las cosas que fui probando.
Primero repetí el cuento en la Asamblea viéndolo sobre el libro, después con las figuras que había elaborado mi compañera. Podéis ver el material que utilizó en su blog,  aquí tenéis su aportación.

También encontré estos montajes en YouTube que vimos varias veces:

Otra tarde, representamos el cuento haciendo sombras con el foco de la Pizarra Digital. El juego de sombras les encantó y participaron muy contentos:



La guinda fueron estas pequeñas marionetas de palo. Cada niño tenía su juego de personajes y la casa de Gran Ciervo que decoraron con pintura de dedos. Esto dio juego para ampliar el cuento, contando cuántos hay en casa en cada momento y participando todos con los personajes que elegían. Al final resultó un cuento mixto, dramatizando con voces y metiendo partes de canciones como cantinelas repetitivas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario